Semana de la Mujer y la Niña en la Ciencia

“La historia la cuentan siempre los vencedores y las mujeres hemos sido las vencidas en todas las guerras, no solo las bélicas […] Es urgente contar la historia de nuevo tal y como ha transcurrido. Dando a las mujeres la verdadera dimensión que merecen, sacándolas del silencio que las niega en los libros de historia y dándoles el protagonismo real que han tenido”. Les Comadres. La otra historia.

Durante mucho tiempo, las mujeres han tenido dificultades para acceder a los estudios, las que lo han conseguido es frecuente que hayan sido invisibilizadas o que se hayan apropiado de sus logros.

Recientemente, la Universidad de Yale realizó un experimento consistente en enviar 400 currículums ficticios a profesores y profesoras con el fin de contratar a un jefe/a de laboratorio. Dos de ellos tenían idénticos méritos, uno con el nombre de John y otro con el de Jennifer. La mayoría consideraron que John era más competente para el puesto de trabajo. En una escala del 1 al 7, John obtuvo un 4 de media frente al 3,3 que obtuvo Jennifer.

Además, el género sigue siendo un factor condicionante en la elección de carrera. En Ingeniería mecánica o ingeniería electrónica la presencia femenina solo alcanza el 10 % de las matrículas.

La semana Internacional de la Mujer y la Niña en la ciencia nace con el objetivo de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas.

En el instituto Gómez-Moreno hemos aportado nuestro granito de arena diseñando 17 carteles que nos presentaban a grandes científicas como Hipatia de Alejandría, Jane Goodall o Marie Curie además de una sopa de letras en la que había que encontrar los nombres de algunas de las científicas más conocidas. Con esta celebración se buscaba visibilizar y hacer reflexionar sobre el papel fundamental que las mujeres han tenido y tienen en el ámbito científico. Por otro lado, se persigue acabar con los roles sexistas asociados a los estudios.

img_1601 img_1600

Anuncios