Interpretes de Lengua de Signos Española

Es un profesional cuya función es traducir fielmente lo que se dice dentro del aula o en cualquier ámbito relacionado con la vida del centro (reuniones con familias, charlas, excursiones, eventos…); así como servir de puente de comunicación entre profesorado, compañeros oyentes y el alumnado sordo. También se concibe como  mediador lingüístico que facilita el acceso al currículo. No es un profesor aunque trbaja en estrecha relación con ellos

Al incorporarse por primera vez al instituto, los intérpretes son informados de las características del centro, su organización, funcionamiento, etc. y se le presenta al profesorado y al alumnado, tanto sordo como oyente con el que trabajará.

Toda la comunidad educativa: alumnado (sordos y oyentes), profesorado y familias, estarán informados de la presencia del ILSE en el Centro y deberán conocer en que consiste su trabajo. Además, es preciso establecer cauces de colaboración con el profesorado más directamente implicado en su labor.

El intérprete de lengua signos es enviado a instituto por la Comunidad e Madrid mediante un convenio con FESORCAM. ( Federación de sordos de la Comunidad de Madrid).

No tiene funciones docentes, pero sí educativas ya que convive con los alumnos convirtiéndose en muchas ocasiones en un medio imprescindible para la comunicación de los alumnos sordos con la comunidad oyente.

Funciones 

Los intérpretes, puesto que no son personal docente ni forman parte de la plantilla orgánica del centro, no pueden asumir papeles propios del profesorado o de los profesionales de apoyo. Su función consiste en servir de puente comunicativo entre el profesorado y el alumnado sordo o entre los chicos sordos y sus compañeros oyentes.

El trabajo de los ILSE puede ser muy útil, no sólo para el alumnado sordo sino también para el profesorado durante los procesos de evaluación. El código deontológico y las normas profesionales de la interpretación aseguran la fiabilidad y la confidencialidad en su trabajo.

Su papel en el centro no se limita, como ya hemos mencionado, solamente a interpretar de la lengua de signos a la lengua oral, sino que su labor también aborda aspectos tales como la intermediación social y educativa.

  • Transmite a los alumnos la información auditiva proporcionada por los profesores y compañeros de clase
  • Transmite a los alumnos la información auditiva y hace de puente en la comunicación entre personas sordas y las personas oyentes en situaciones de aprendizaje así como en momentos de actividades de gran grupo ( fiestas, excursiones etc.)
  • Traduce e interpreta textos escritos, leídos por el profesor o por cualquier alumno de la clase.
  • Colabora en la adaptación de exámenes así como de textos de lectura
  • Se coordina con los profesores de las asignaturas en las que interviene y con los profesores de apoyo.
  • Facilita la integración de los alumnos sordos en el centro interpretando en las actividades extracurriculares y complementarias.
  • Interpreta en reuniones en las que estén presenten familiares sordos, siempre a petición de los profesores del centro.
  • Sirven de modelo correcto de LSE a los alumnos sordos, tanto en estructura como en vocabulario.

Horarios

Los intérpretes organizarán su horario, repartiéndolo entre las siguientes tareas:

  • Horas destinadas a la interpretación propiamente dicha.
  • Horas dedicadas a la coordinación con los profesores que imparten clase en las aulas donde están escolarizados los alumnos sordos.
  • Horas dedicadas a la coordinación con profesorado de apoyo
  • Horas dedicadas a la coordinación con el orientador y con el profesor técnico de servicios a la comunidad si lo hubiera en el centro.

La distribución horaria entre las distintas actuaciones se decidirá según las necesidades del alumnado sordo y con el asesoramiento del orientador. En todo caso, se asegurará 20 horas de interpretación con alumnos.

Observaciones

  • No todo el alumnado sordo profundo necesita de un Intérprete en la misma medida, ya que su pérdida auditiva, su nivel de autonomía, sus posibilidades de hacer lectura labial y su dominio de la Lengua de Signos Española, es diferente.
  • La labor de los ILSE puede ser más necesaria en unas áreas y en unas actividades que en otras ya que para un alumno sordo es más difícil seguir explicaciones orales que trabajar en pequeño grupo con sus compañeros o participar en el trabajo de un taller.
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s